ATRAS
 
 
 
 

Notas de Inters

Que hacer ante tanto calor!!

ZOOM

Consejos a tener en cuenta en verano cuando estamos en presencia de altas temperaturas.

Ante el calor, hay que extremar las precauciones con los animales, muy especialmente con los perros. Es muy peligroso dejar a un perro sin vigilancia dentro de un coche, aunque sea con la ventanilla entreabierta “aunque lo hayamos dejado a la sombra, puede acabar dándole el sol al vehículo y causarle al animal un golpe de calor e incluso la muerte”. Este riesgo se multiplica en el caso de perros obesos, con problemas de corazón o edad avanzada.
El perro debe tener siempre agua a su disposición. Se esperará a que amaine el calor para pasearlo por la mañana y por la tarde, y si sale a mediodía, será sólo el tiempo justo para que haga sus necesidades. Si por alguna causa, debemos sacarle cuando haga mucho calor, se llevará consigo agua.
Los síntomas del gravísimo golpe de calor, incluyen síntomas como jadeo excesivo, agobio generalizado y las mucosas muy rojas. Se le puede tomar la temperatura vía rectal para comprobar que no haya pasado de 40º. Si sospechamos que nuestro animal tiene un golpe de calor, hay que enfriarlo con una manguera o metiéndolo en la bañera con el agua según sale del grifo. Si no hay agua a nuestro alcance inmediato, hay que frotarle con alcohol las almohadillas de las patas y la barriga. En cualquier caso, hay que trasladarlo inmediatamente a Urgencias.
Si se lo moja o baña hay que evitar colocarlo en corrientes de aire frio o frente a un ventilador o aire acondicionado. Se lo debe secar con una toalla o dejarlo que se seque al aire libre, a la sombra.
Los gatos suelen manejarse solos para huir del calor, pero hay que facilitarles sombra y cuidar que no les falte agua. Hay que señalar también que los pájaros son muy vulnerables, tanto al calor como a las corrientes de aire. Hay que colocarles en un lugar adecuado y cambiarles el agua frecuentemente.
Los perros también se pueden resfriar en verano, tanto por el aire acondicionado como por sacar la nariz o la cabeza por la ventanilla del coche.
 




SUBIR
ATRAS